YouTube: placer culposo, por Espacio de M

¿YouTube se pudrió?, es una de las interrogantes que trataremos de responder a continuación.

Esta plataforma online es el mejor medio democrático en el cual uno tiene la opción de escoger lo que ve, pero ¿y si nosotros mismos creamos lo que queremos observar? Ellos solo se preocupan en darte lo que necesitas, lo que exiges (claro ejemplo en los Recomendados para ti). Finalmente, nos hemos convertido en ese medio.

Ya no somos entes pasivos, sino que tenemos un impacto en lo que vemos. Queremos beneficios y gratificaciones al ver un video de diez minutos de un gatito jugando en la cocina o un perro que puede tocar el piano. ¿YouTube basura? No se puede llamar así, porque ellos no generan contenido, sino todo aquel que tenga un editor de videos y una cuenta. Esta plataforma no se mueve como la televisión que nos da ciertas pautas y que si no hay nada que ver, lo apagamos.

Hay ciertos datos que atender de YouTube que me parecen necesarios mencionar:

  • 6 de cada 10 personas prefieren ver en plataformas online que en televisión en vivo.
  • En un mes promedio, 8 de cada 10 personas de entre 18 y 49 años de edad ven YouTube.
  • Tan sólo tomando en cuenta los móviles, llega a una audiencia mayor (de personas entre 18 y 49 años), que cualquier televisora o canal de cable.

Ergo, la TV como la conocemos está en sus últimas etapas y es una de las razones por las que migran a plataformas digitales y portables que están incluidos en los paquetes de cable.

Viéndolo de esta manera, el video en el que se hacen retos o bromas de mal gusto por la calle de las Pizzas tiene igual o mayor importancia que una explicación del conflicto en Siria (3 millones de vistas aproximadamente contra 240 mil). Se ha encontrado la cuna de las vistas en la comedia y humor negro, porque ya ver las noticias de choques, secuestros y robos satura las mañanas limeñas. Este modelo no se repite cada año, sino cada minuto cuando un usuario tiene las expectativas de seguir esta fórmula y la altera de manera radical, todo para hacerse conocido en el menor tiempo posible. Eso es lo que importa: que mi creación sea vista, que las personas lo califiquen positivamente y hacer dinero de ello para luego invertir en  objetos estrambóticos y mostrarlo por redes sociales (ya no hacer por compartir, sino para generar ganancias. Tema de la próxima semana).

Paremos un momento. No estoy criticando el contenido que está en YouTube (yo al ser creador y usuario, no me permite hacerlo), pero tampoco salgamos con banderas y carteles a exigir cambiar este medio cuando nosotros somos su creación y apoyamos su contenido. Por otro lado, también podemos condenar actos que colindan con extremos en contra de la moral. Claro ejemplo está en la parte de redacción de El Comercio, dado por Bruno Ortiz donde muestra este ejemplo:

Violacion (1)

Fuente: El Comercio

Este video ha cambiado su nombre a uno más sencillo para evitar problemas con YouTube. Solo para ejercicio citaré un comentario del corto, ya que los demás son despectivos hacia la mujer:

 

José Bejarano

Qué humor tan tonto (en varios de tus vídeos) y encima querer hacer comedia con un tema tan sensible, creo que tienes que pensar mejor el tipo de comedia que haces, y de continuar igual por lo menos deja de poner “Perú” u otro termino que nos relacione como país, ya que por cosas como esta la imagen que se tiene del Perú (y el peruano) fuera del país deja mucho que desear. Denunciado y espero quites este vídeo como mínimo.

 

Ya la opción de escoger lo que tenemos en nuestras pantallas varió de un botón a un clic. Nosotros ya somos un medio gracias a estas nuevas plataformas, por ello se le atribuye el nombre de redes sociales. Tenemos la herramienta de comunicar. Parecerá tonto esta cita, pero tiene mucho de cierto por detrás: Con un gran poder, viene una gran responsabilidad. 

 

Michael Albornoz

Espacio de M

Twitter e Instragam: @espaciodemblog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *